diferenciarse

Bichito raro

¿Te has sentido alguna vez el bichito raro de tu familia?
¿Y luego te ha pasado en otros grupos: de estudio, de trabajo, de proyectos, …?
¿Te sientes, a veces, como un bichito raro de la humanidad? 
A mí me ha pasado y me sigue pasando muchas veces, hasta ahora.

Que me parece estar sola en lo que deseo, en lo que pienso, en lo que siento, en lo que hago, en lo que SOY. 

Y por eso me siento bichito raro. 

Otras veces me acuerdo de ti y sé que te pasa como a mí, que no estoy sola. 
Que no soy la única bichito raro sino que esta extrañeza que siento a veces es la SEÑAL inequívoca de que estoy haciendo lo que quiero hacer: ABRIR NUEVOS CAMINOS. 

Si te pasa como a mí, quizás sea porque tú también ESTÁS ABRIENDO NUEVOS CAMINOS, fuera de lo establecido en lo social, en lo familiar, en lo económico, en lo político, … y tantos aspetos más. 

Si te pasa como a mí, no te quedas con lo que se pone de moda, sino que la rompes continuamente. 

Ahora me siento así, hace meses, rompiendo con lo que hice hasta ahora, con lo que ahora es moda y ya no necesita de mí. 

Y sigo, ABRIENDO NUEVOS CAMINOS, SINTIÉNDOME BICHITO RARO, SIENDO LA QUE SOY! 
Cuando recuerdo esto, LA PAZ DE LA QUE SOY ME RECONFORTA! 
Y me acuerdo de las luciérnagas, que son bichitos bien raros y dan luz en la oscuridad. 

Quizás tú también eres luciérnaga, ¿te lo has planteado?
Rosa Jiro 

Trato tus datos con mucho cuidado y respeto, no los comparto con nadie.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Scroll hacia arriba